Flores preservadas.

Hola otro jueves.  Hoy, os hablo de otra cosa que TODAS las novias os planteáis: La elección del ramo.

Es algo obligado para todas. Llegado el momento, cualquier novia se plantea cómo será su ramo y se dispondrá a su elección.

Yo adoro las flores (naturales, secas, preservadas, …), en cualquiera de sus formas. A la hora de elegir el ramo debéis tener en cuenta varios factores. Lo principal, estilo, tamaño, tipo de flores y si lo queréis natural o preservado. No me quiero meter mucho en la opción de ramo natural, un clásico que puede albergar prácticamente cualquier opción, pero en el que influye mucho la época del año para que las flores aguanten y el peso de éste.

Por el contrario, las flores preservadas tienen varias ventajas para el ramo, que no se pueden obviar y hay que tener muy presentes. Por un lado, su ligereza; por otro, que da igual el calor que haga, las flores preservadas no necesitan agua. Por eso son perfectas para el verano o cualquier época del año. Es verdad que en preservado no disponemos de todas las flores, pero si tenemos muchísimas opciones para elegir.

Las flores preservadas se han ganado un puesto de honor en cuestión de ramos de novia. Con unos estilos muy personales. Y con una cantidad de posibilidades conjuntas perfectas. Y quizás esa es una de las cosas por las que más me gustan los ramos preservados. Podemos tener el tocado, diademas, pulseras, réplicas, centros, prendidos, … todo en conjunto con las mismas flores de vuestro ramo. Incluso los detalles para las invitadas. Algo que, sin duda, dará una armonía y toque muy personal y especial a toda la boda.

Pero, ¿qué son las flores preservadas? Las flores preservadas son flores naturales tratadas (se les extrae la sabia y se sustituye por un conservante), que conservan su tacto, movimiento y aspecto durante años.

Tenemos infinidad de flores, colores, verdes que se pueden combinar entre sí y poder lograr vuestro ramo y/o tocado, perfectos. Normalmente se combinan con flores secas, que dan un aspecto más silvestre a los ramos.

Hace años, estos ramos tenían un precio mucho más elevado que el de flor natural. Por el precio de la flor preservada que es mayor, por la forma de trabajarla y porque no había tantas posibilidades de encontrar este tipo de ramos. Hoy en día, sin embargo, sus precios compiten con los ramos naturales y son muchísimas las opciones que podemos encontrar en el mercado. Todas personalizadas.

Os dejo varios modelos de ramos preservados, todos realizados por Cerezas de colores, en los que podéis ver una pequeña muestra de opciones diferentes que se pueden hacer.

 

Y vosotras, ¿Ya sabéis como será vuestro ramos?

 

Fotografía 1: Setroimagen 
Fotografía 3: Sara Lobla
Publicado en
pequeño

Acerca de Cerezas de colores

Ayudo a parejas con muy poco tiempo libre que quieren una boda con estilo y sin complicaciones, a organizarla y decorarla para poder tener su boda perfecta. Y que en su precioso día, todos lo pasen genial. 

Deja un comentario





Abrir chat
Powered by