Los cambios en vuestra boda, no tienen porqué ser malos.

Hola, otro jueves.

Nos guste o no; creo que, por todo lo que ha ocurrido en los últimos meses (en nuestro país y en el resto del mundo), todos estamos cambiando nuestra visión de las cosas. No hace mucho (tan solo, 4 o 5 meses), la mayor preocupación de los novios era si en su boda pasarían frío o si llovería. Su bendito “plan B” en ese momento era hacer la boda en interior. Sin mayores cambios. Pero tenemos que resetearnos. Eso llegará nuevamente y sin duda será una magnífica noticia. Para todos esos futuros novios que nos puedan leer ahora (o en algún otro momento), alegraros y disfrutad ese plan A, B e incluso C.

Pero, aquí y ahora, de lo que quiero hablaros es de los cambios, hoy en día. De pensar con frialdad las cosas y tomar decisiones.

¿Por qué no cambiamos las reglas?

Imaginaros dándoos el “sí, quiero” los dos solos, en un lugar idílico, precioso, con un diseño muy especial y todo cuidado con mimo. Vestidos como más os guste (podéis ir de novios, o de novios pero con un estilo diferente). Con eso que siempre te encantó y no te atrevías. Las opciones son tan amplias como la imaginación. Podéis celebrar esa boda tan especial el mismo día que teníais pensado. Y la gran fiesta con todos aquellos a los que queréis, con vuestros familiares y amigos, con miles de besos, abrazos y risas, con un magnífico cóctel y una larguísima barra libre con su súper fiesta, podéis celebrarla el próximo año en el aniversario, con una pequeña renovación de vuestros votos. Así, el día especial que teníais planeado desde hace tanto y su gran fiesta. Pero haciéndolo cuando todo esté en calma y con responsabilidad.

Otra opción (también alejada de todo eso a lo que estamos acostumbrados), es cambiar la boda. Reducir la lista de invitados todo lo posible y hacer una boda íntima y pequeñita. No por eso va a dejar de ser preciosa y especial. Solo que cambiarán muchas cosas y las medidas actuales cambian mucho lo que tenemos pensado. Con el tiempo, podréis hacer una wedding party en la que los protocolos pasen a un segundo plano y la diversión y el disfrute serán los totales protagonistas. El día en el que estaba planeada vuestra boda, podemos hacer algo simbólico. Preparar una pequeñita (muy pequeñita) fiesta en casa. Poneros guapos y sorprenderos mutuamente. Escribir vuestros votos y que alguien muy importante y cercano a vosotros (abuelo, padre, hermano, amigo,…) sea el maestro de ceremonias. Una decoración especial, unas lucecitas, unas flores, una mesa bonita distinta … y se hace la magia. Y por la comida no os preocupéis, tenemos súper catering que os entregarán un menú 10 para la celebración.

Evidentemente, estas propuestas se alejan mucho de lo que hasta ahora todos entendíamos como una boda, pero es que todos en estos meses nos estamos reinventando. Y tenemos que aprender a ver como normales, cosas que antes no lo eran. Esa es la clave. Hay que “darle una patada en el culo” a la situación y CELEBRAR vuestro amor. Porque lo realmente necesario en una boda sois vosotros, vuestro amor, vuestro compromiso y vuestras GANAS DE CASAROS.

Bodas intimas y pequeñas. Un plan B para vuestra boda.

LUCHAR, SOÑAR y hacer vuestra boda de forma distinta. Como ya os dije, la wedding party la hacemos el próximo año. Cualquier proveedor estará encantado de ayudaros en esta nueva situación y estas nuevas bodas. Porque es nuestra pasión, porque es con lo que disfrutamos y porque estamos deseando ayudaros en ese día tan especial y único para vosotros.

Un beso muy grande y nos vemos otro jueves.

Fotografía: https://setroimagen.com/

Organización y decoración: Cerezas de colores

Publicado en
pequeño

Acerca de Cerezas de colores

Ayudo a parejas con muy poco tiempo libre que quieren una boda con estilo y sin complicaciones, a organizarla y decorarla para poder tener su boda perfecta. Y que en su precioso día, todos lo pasen genial. 

Deja un comentario





Abrir chat
Powered by