Por qué una BODA XS¡

Hola, otro jueves.

Las que ya me conocéis, sabéis que yo en su momento fui novia. Fui una novia sin wedding planner y cuando me casé, no me dedicaba a esto (hacía 12 años que trabajaba en una empresa que no tiene nada que ver con el mundo bodas). Cuando pensaba en mi boda, mi sueño más profundo era irme a un lugar paradisiaco con mi ahora marido, mi hija, los súper amigos más más cercanos y la familia cercana, cercana. Poco más de 20 personas.

Por circunstancias, esa boda idílica no nos la planteamos. Me gusta salirme de lo corriente, pero con un punto clásico que no puedo remediar. Finalmente, mi boda fue con 70 personas (puede que algunos sobraran, pero por unas cosas u otras tenían que estar). Dejamos fuera de la lista de invitados a personas y familiares que daban por hecho que estarían invitados. No pensamos (o intentamos evitar en todo momento) invitar a compromisos familiares o a familiares no tan cercanos o de nuestros padres “porque sus hijas nos invitaron”, porque “cómo no va a venir fulanito o menganita”,… Y no es por no tener cariño a esas personas, ni mucho menos. No es por no agradecer que en su momento a mí o a mis familiares les invitasen a esas bodas.

Es por ser fieles a nosotros y nuestros sentimientos ese día. Por ser fieles a lo que queríamos, por ser fieles a nuestro día a día y ese día, más que nunca, estar solo con las personas que queremos y nos quieren de verdad.

Yo tenía muy claro que mis padres ya se casaron y ellos ya tuvieron sus invitados (creo que fueron más de 400). Mis suegros, igual. Y ellos, en mejor o peor medida, lo entendieron y lo respetaron. Otra de las cosas que tenía clara y se me confirmó con todos los preparativos, es que por ser una boda pequeña no es más sencilla de organizar (ES IGUAL), ni tiene menos cosas, ni es más fea, ni es menos boda o que, como es pequeñita, todo saldrá bien (esto es para otro post). Lo que sí puedo asegurar (y, aun así, con 70 invitados) es que se me pasó volando. Disfruté de los míos, lo viví con ellos, fuimos nosotros mismos y lo compartimos como queríamos y con quien queríamos.

Pero, ¿por qué os cuento todo esto y os cuento mi propia experiencia? Porque os entiendo, porque sé que muchas parejas sueñan con una boda pequeña y, por unas cosas u otras, no se atreven. Porque, ¡se puede hacer y no pasa nada!

Bueno, sí pasa ¡¡¡SERÉIS SUPER FELICES Y DISFRUTARÉIS DE VERDAD!!!

Porque podéis tener una boda preciosa, llena de detalles, con todo lo que imaginéis,… y con pocos invitados. Y no es menos boda, ni más sencilla, ni más fácil de organizar.

Coger un papel y apuntar SIN PENSAR a vuestros invitados. Recalco lo de “sin pensar” porque solo de esa forma saldrán los verdaderamente top para vosotros. Tenéis que tener muy claro lo que queréis que sea vuestra boda: Una fiesta que es la celebración de vuestro amor, un día en el que compartir algo maravilloso con los vuestros y ser vosotros mismos, por encima de todo. O un evento protocolario y sin alma, en el que pasan las horas y no podéis estar con los que realmente queréis estar, por estar saludando y agradeciendo a gente que os dan realmente igual o incluso ni conocéis.

Es el momento. Tenéis la excusa perfecta, si lo que os da un poco de apuro es “quedar mal”. Todos los cambios que estamos viviendo desde el 14 de marzo, son la prueba de que no todo lo que se hacía se tiene que hacer sí o sí. Que podemos amoldarnos a cosas diferentes y descubrir lo maravillosas que pueden ser.

Disfrutemos y vivamos las cosas más importantes de nuestra vida, como podemos y como queremos. No como tenemos prediseñado que tienen que ser. Durante estos meses no paro de ver parejas que se han casado con muy pocos invitados (en un principio por las circunstancias) pero que están tan felices con la decisión tomada que ya no la cambiarían y sería su “plan A” desde un primer momento.

Bodas PRECIOSAS, SUPER ESPECIALES, LLENAS DE SENTIMIENTO Y DE FELICIDAD.

 

Un besito, Ana.

Publicado en
pequeño

Acerca de Cerezas de colores

Ayudo a parejas con muy poco tiempo libre que quieren una boda con estilo y sin complicaciones, a organizarla y decorarla para poder tener su boda perfecta. Y que en su precioso día, todos lo pasen genial. 

Deja un comentario





Abrir chat
Powered by