Semanario de una prometida 12

Año nuevo, vida nueva. Pues yo no quiero una vida nueva, me gusta la mía.

Y ya estamos en enero. Queda menos para la boda y ponemos la directa.

Estamos ahorrando porque tenemos que ir haciendo pagos, muchos pagos. Así es que este año, pocos regalitos de reyes.

Los pagos los tenemos dosificados, pero son importes altos. Se trata de una boda, de nuestra boda, y lo bueno se paga. Porque eso sí que lo tenemos claro: en nuestra boda queremos calidad, diseño y mimo. Eso no quiere decir que paguemos cualquier cosa, pero no buscamos duros a cuatro pesetas”, que dice mi madre.

Hablando de mi madre, ahora ella y mi hermana ya están pensando en sus modelitos. Ynuestros amigos han empezado a planear las despedidas. Ya les he pasado la lista de cuando podían ser y las personas que queremos en ellas.

(Esto nos lo mando hacer la wedding y nunca lo habíamos pensado; pero es muy genial. Si nos secuestran o quieren hacernos algo, que sea un día que podamos con el trabajo y esas cosas…).

Publicado en
pequeño

Acerca de Cerezas de colores

Ayudo a parejas con muy poco tiempo libre que quieren una boda con estilo y sin complicaciones, a organizarla y decorarla para poder tener su boda perfecta. Y que en su precioso día, todos lo pasen genial. 

Deja un comentario





Abrir chat
Powered by