Semanario de una prometida 9 y 10

Bueno, bueno, bueno. Después de recibir 7 presupuestos de las wp que más nos gustaba lo que decían (y sus fotos) y que más nos transmitían, tras varias reuniones presenciales y 2 online, mi conclusión es que ¡¡¡esto es un puñetero mundo!!!
Algunas, muy bonito (pero no nos transmitían). Otras, dudamos. Precios diferentes, aunque entendibles con todo el trabajo que hacen durante casi un año.
En nuestro caso, con tal de que se nos simplifique todo, tengamos menos inversión de tiempo y las cosas listas, solo para elegir … ¡pagamos lo que sea!
Bueno, no. En realidad, pagaremos lo que veamos razonable. Casi la tenemos elegida, aunque estamos dudando todavía; pero creo que nos inclinaremos por la que nos lo simplifica más y nos ahorra más tiempo.
Porque, además, es la que más nos transmite y podemos hablar con ella de una forma súper cercana y profesional a la vez.
Queremos estar cómodos con ella, pero también que nos diga NO y sepa porqué.
Que esté un poco en nuestra línea. Que tampoco queremos ser unos novios brasas, pero tenerla siempre que la necesitemos (con límites, claro).
Creo que ese es el secreto. Y el chasquido de dedos es así. Bueno, o casi. Porque seguramente tendremos que hacer cosas. Es nuestra boda.

 

Ya podemos decirlo: tenemos WEDDING PLANER.

(Junto con los anillos de compromiso, tendrían que venir tarjetas de este servicio). Firmamos el contrato, convencidos y un poco expectantes. Y en solo unos días ya sabemos que merece la pena.

Nos ha puesto el foco en lo que queremos. En cómo puede ser la boda.

Sacó, de no sabemos dónde, 3 espacios que encajan casi a la perfección con todo lo que queríamos nosotros en un principio y con otras cosas que no teníamos ni contempladas. Ella se adelantó a eso. Ahora, tenemos una fecha clara, un horario para la boda y un presupuesto real marcado (con partidas aprox., repartidas para cada proveedor).

Y hemos descubierto proveedores que no contábamos con ellos y que son esenciales y necesarios en nuestra boda.
Estamos mucho más relajados con el tema boda, porque no tenemos que sacar tiempo de donde no tenemos para hacerlo todo. Ya tenemos agendada otra reunión con ella, para seguir puliendo cosas y viendo presupuestos. Y, por el momento, contentos y con ilusión.

Bueno, la gente … ¿opiniones sobre la wedding planner? Mil. Pero, en su línea.

La gente opina por todo. Pero nos importa un pimiento. Sabemos que hemos acertado y que es una buena elección para nosotros y nuestra boda.

Únete al mundo de Cerezas de colores

pequeño

Acerca de Cerezas de colores

Ayudo a parejas con muy poco tiempo libre que quieren una boda con estilo y sin complicaciones, a organizarla y decorarla para poder tener su boda perfecta. Y que en su precioso día, todos lo pasen genial. 

Deja un comentario





Abrir chat
Powered by