Tu boda, una experiencia para los 5 sentidos.

Hola otro jueves y continuamos desde casa.

Tu boda, no es solo la celebración de vuestro amor. Ese es el principal de los motivos, pero que nos lleva a todo lo demás.

Seamos honestos. Queréis hacer una fiesta y compartir con vuestros familiares y amigos ese momento. Queréis ser las protagonistas del gran día, lucir radiantes, no solo para vosotras y para vuestro chico. Quieres ser la novia más bonita del mundo. Queréis dar y ofrecer lo mejor en vuestro día. Queréis que vuestra boda, sea recordada por cosas buenas y diferentes de las del resto de vuestros amigos y familiares, pero sin ser menos………Lo entiendo, es normal. Es vuestro día y vais a invertir mucho esfuerzo, cariño y dinero. Y queréis que sea la pera.

Pues todo eso es posible. Podéis hacer de vuestra boda algo especial, alucinante y que sea recordado. Vivir y hacer vivir a vuestros invitados una experiencia con los 5 sentidos. Si, como lo oyes, con los 5 sentidos. Recordemos cuales son los 5 sentidos: vista, olfato, oído, gusto y tacto.
Pues comencemos el recorrido de lo que puede ser la experiencia por los 5 sentidos.

Vista: Creo que queda muy claro, lo que nos entra por la vista … Lo primero que ven de nuestra boda es la invitación, lo segundo, cotillear el lugar en internet (si todos lo hacemos, para ver dónde está, para ver cómo es …, pero lo cotilleamos). Cuando llega el gran día y los invitados llegan a los lugares de celebración, lo primero que ven es LA DECORACIÓN (y esto lo tenéis que cuidar porque será parte fundamental del recuerdo de vuestra boda). No tenéis que poner el típico ‘rincón de bienvenida’, súper currado y olvidaros del resto. NO! Igual lo que tenéis que hacer es decorar zonas muy estratégicas de la boda y que, casi sin darnos cuenta, acaparan las miradas. Os pongo un ejemplo: imaginar que hay una gran fuente en la entrada a los jardines y que esa es la zona donde todo el mundo esperará. Pues esa fuente la tendremos que decorar. Pero no es solo ese punto, tendremos que cuidar y prestar atención a todos los puntos donde se irá la vista (de forma consciente o inconsciente).

Olfato: Los olores nos transportan a lugares, nos calman, nos alegran, nos despiertan el apetito, nos incomodan o nos molestan. La decoración floral y la comida juegan un papel fundamental el día de nuestra boda. Cuida los olores de las plantas y flores. Juega con los olores, para transportar a tus invitados a donde tú quieras. El entorno y el hilo conductor de la boda os guiarán para pensar en este sentido.

Oído: ese gran olvidado. No podemos dejar ‘a su libre albedrío’ al DJ. No, no podemos, ni debemos hacerlo. No en todos los lugares podremos disponer del súper DJ que nosotros queremos o de la música en directo que deseamos. Incluso, ni os planteáis la música de tooooda la boda, solo de los momentos estelares. Pero eso también dice mucho de la boda. Y la música es emoción. Con la música transmitimos, con la música nos expresamos y dice mucho de vosotros. Así que, Sí. Pensar en lo que queréis que suene en vuestra boda, desde el minuto 1. Y no nos sirve el hilo musical que le ponen a todos. Ser concretos y decidir lo que queréis oír en vuestra boda y lo que no queréis escuchar bajo ningún concepto. Porque con la música marcaréis muy bien vuestros gustos y personalidad. Y vuestros invitados os conocen y lo verán reflejado. A estas alturas, creo que no lo tengo que decir, pero os lo recuerdo: Tiene que haber coherencia con el lugar en el que estemos y con el momento concreto.

Gusto: Llegado este punto, tan, tan importante de las bodas. La calidad de la comida y de la bebida. Que esté bien elaborada, con productos de calidad y, sobre todo (y una importante recomendación), no pongáis un menú que pueda no gustar a todo el mundo. No por eso tenéis que poner lo típico, pero no pongáis cosas que no gustan a todo el mundo. Estaréis malgastando producto y dinero. Ah!, en la comida también entran otros dos sentidos muy ligados: vista y olfato. La comida que serviréis en vuestra boda, también tiene que estar bien presentada (que entre por la vista) y tiene que oler bien. En la mesa nuestros invitados viven la experiencia con TODOS los sentidos. Y qué decir de la bebida. Yo no bebo vino, pero se diferenciar uno bueno de uno malo; con lo que, a los que os gusta, esto lo notaréis de una forma multiplicada.

Tacto: Pensamos que no es necesario este sentido en una boda. ¡¡¡Meeeek error!!! Si que lo es. Vuestras manos y las de los invitados tocarán infinidad de cosas, empezando por las invitaciones, meses antes de vuestra boda. Ya ese mismo día, flores, cubiertos, cristalerías, mantelerías,… Una cristalería fina y cuidada se nota al cogerla, al beber ese sorbito de vino o de agua. La mantelería y servilletas deben estar limpias, sin tener mucho desgaste y sin estar ‘tiesas’. Invierte en estos detalles un poquito del presupuesto.

Creo que ya entendéis lo que os decía antes con ‘una experiencia para los 5 sentidos’. Porque una boda la vivimos, durante muchas horas y tiene que ser con los 5 sentidos. Hacerles vivir una gran experiencia, hacerles vivir vuestra boda. Puede que todo no guste a todo el mundo, pero cuando todos los aspectos de la boda se piensan y se cuidan, eso se nota y se transmite. No tiene que ser una mega boda, con un gran despilfarro. Puede ser una boda pequeña, pero con una coherencia, organización y planificación extrema. En la que todo tiene un sentido y el resultado es simplemente digno de recordar.

Os propongo una tarea: pensar en las últimas bodas a las que habéis ido y en lo que más os gusto de ellas y lo que menos. Con qué sentido os llegó cada percepción. Pensar en todos los detalles, apuntarlos. Igual os dais cuenta de errores que estáis a punto de cometer.

Y vosotros, ¿queréis una boda con los 5 sentidos?

Publicado en
pequeño

Acerca de cerezas de Colores

Ayudo a parejas con muy poco tiempo libre que quieren una boda con estilo y sin complicaciones, a organizarla y decorarla para poder organizar su boda perfecta. Y que en su precioso día, todos lo pasen genial. 

Deja un comentario





Abrir chat
Powered by