Una mesa perfecta

Hola otro nuevo jueves.

¿Qué es, para vosotros, una mesa perfecta?  En cuestión de bodas me refiero. Bueno, pues yo creo que no existe la mesa perfecta. Se pueden tener preferencias o cosas más acertadas que otras.

Obviamente, no hablo de protocolo estricto. Ese en el que la mesa debe tener varias cosas, sí o sí, comenzando por un muletón bajo el mantel y una mantelería adecuada al tipo de mesa. Una colocación milimétrica de todo, la cubertería correcta para el menú que degustaremos y una colocación y cristalería adecuada para la bebida que se servirá. Que todo esto también es correcto y a considerar en las mesas de una boda, pero no es de lo que quiero hablaros.

Yo entiendo que una “mesa perfecta” es la que te invita a sentarte, te atrae y quieres comer en ella. Con una silla cómoda para el comensal, adecuada a la altura y tipo de mesa. Recuerda que en las bodas estamos sentados en ellas una media de 3 horas. No “espachurrar” ni “apretujar” a los invitados por ahorrarnos una mesa. En ocasiones, es inevitable colocar un comensal de más; pero, si podéis evitarlo, hacerlo. Los invitados necesitan tener espacio para comer, con separación entre sus cubiertos, copas, tener movilidad,…

Os adjunto un ejemplo de cómo es la correcta colocación de cubiertos, vajilla, cristalería y servilleta en un evento social como una boda.

Sin embargo, lo cierto es que el menú solemos ponerlo encima del bajoplato y la servilleta y que con la servilleta también solemos jugar y ponerla de diferentes formas.

En otras ocasiones, por la forma de la mesa también jugamos con la colocación de las copas y las ponemos justo en la parte superior del bajoplato y de los cubiertos de postre.

Lo importante es tener las normas básicas y luego podemos jugar, para dar más personalidad a nuestras mesas. Pero sin olvidar todo lo que debe tener cada comensal y que ellos sepan identificar cuál es su copa, su servilleta o su platito de pan.

Después, hay que cuidar el tipo de mantelería, de cristalería y de cubertería. Agradable a la vista, al tacto y cómoda para su utilización.

La decoración nunca falta en las mesas de una boda. Cuidarla. No sirve cualquier cosa. Es el centro de la mesa y todos los invitados la tendrán delante suyo durante 3 horas. No puede ser tan grande que pueda molestar, incluso estorbar para colocar las copas después de utilizarlas, pero tampoco puede ser un “pegotillo” que no encaja con el resto de la decoración y es demasiado pequeño.

Espero que entendáis la importancia de cuidar las mesas en la boda y que os hayan gustado estos pequeños consejos.

Os dejo algunos ejemplos de algunas de nuestras mesas:

Fotografias: https://setroimagen.com/

Organización y decoración: Cerezas de colores

Publicado en
pequeño

Acerca de Cerezas de colores

Ayudo a parejas con muy poco tiempo libre que quieren una boda con estilo y sin complicaciones, a organizarla y decorarla para poder tener su boda perfecta. Y que en su precioso día, todos lo pasen genial. 

Deja un comentario





Abrir chat
Powered by