Ya tenéis decidido casaros, ¿y ahora…? (y 4ª parte)

Hola.

En Cerezas de colores esperamos que estéis disfrutando de los preparativos de vuestro gran día y que esta serie de artículos os esté ayudando y orientando. Recuerda que podemos hablar cuando queráis y ver de qué forma podemos ayudaros.

– Toca realizar los cursillos prematrimoniales en las bodas religiosas. El momento de hacerlos puede variar dependiendo de la parroquia.

– La prueba y elección del menú. No quiero extenderme mucho. Elegir con cabeza, tener en cuenta la época del año en la que se celebrará la boda, si es de comida o cena, si será todo cocktail, solo cena o combinado. No tiene que faltar la comida, pero tampoco sobrar en exceso. (Tener en cuenta los invitados con alergias e intolerancias. Pensar en sus menús. Por ejemplo: celiacos, diabéticos,…)

– Elección de la tarta de boda. Elegir un sabor rico, con una puesta en escena sorprendente. Las opciones son infinitas. (Tener en cuenta las personas con alergias e intolerancias, para que ellos también puedan disfrutar del postre).

– Toca el momento de enviar invitaciones. En tareas anteriores ya os dije que teníais que recopilar los nombres, trato y direcciones de invitados. Para facilitaros lo máximo este momento. Hacerlo con anterioridad, ya que todas las invitaciones no las enviáis y muchas las entregaréis en mano. Reservad tiempo para quedar con estos familiares y amigos.

– Toca pensar, elegir y comprar detalles y regalitos para los invitados. Sed prácticos, no pongáis cualquier cosa por poner. Algo realmente útil, facilita el cargar con ello ese día y hay infinidad de opciones. También podéis hacer regalos benéficos. Invertir esa partida de regalitos en algún proyecto benéfico que os interese y ayudar con ese granito de arena.

– Elegir y contratar el transporte de los invitados. Y vuestro transporte para el día de la boda. Tanto si es coche de alquiler, como contar con un familiar y amigo como conductor. Pensarlo y si es un amigo o familiar, comunicarle la tarea que tenéis pensada para él.

– Prueba de maquillaje y peluquería. Podéis haceros una o varias, lo principal es dar con lo deseado. Como consejo, no os quitéis ni el maquillaje ni el peinado. Hacer vuestra vida con ellos y ver todo lo que aguantan, como responde el maquillaje en vuestra piel, si el peinado se mantiene y es cómodo. Sed sinceras con los profesionales y dejarles claro lo que queréis y lo que no, lo que os gusta y lo que no. Y contadles como os acostumbráis a maquillar y peinar. Se trata de potenciar lo mejor de vosotras ese día, no disfrazaros.

– Realizaros los tratamientos de belleza.

– Hacer los trámites de la luna de miel (vacunas, papeleos,…).

– Preparar detalles varios.

– Confirmar la asistencia de invitados. Esto es un punto esencial, que necesitaréis para muchas otras cosas.

– Crear el seating plan y los planos de mesas. Esto es lo más complejo de la boda, no solo para vosotros, para todos los novios. Y es algo que solo podéis hacer vosotros. Ya tenéis elegido el tipo de mesas, tenéis que colocarlas en el plano donde irán. Luego colocar en cada mesa a sus invitados. Para ello tenéis que tener la confirmación de los asistentes. Este plano de mesas es esencial para el catering, camareros, planos, wedding planner,… Indicar en el plano de las mesas los comensales con alergias, intolerancias o comidas especiales; también, si comen carne o pescado, si es menú infantil, si es un bebé y solo necesita trona, si es un carrito,…

– Confirmar los asistentes de última hora o los muy muy dudosos.

– Repaso general con todos los proveedores. En el caso de tener wedding planner, ella se encargará de esto.

– Ensayo general.

– Repasar nuevamente el seating plan y hacer los últimos cambios en caso de ser necesarios.

– Preparar maletas y hacer recados para la luna de miel.

– Entrega del timing de la boda, de vuestra wedding planner a los proveedores.

– Manicura y pedicura.

Ultimo repaso con vuestra wedding planner. Disfrutad de los últimos días de solteros, todo está súper organizado y bajo control.

– Si fuera necesario, atender o pasar a saludar a los invitados que vengan de fuera y estén unos días antes.

Llego el momento, disfrutad, reír, llorar de alegría y ser inmensamente felices. Saborear cada segundo y todo lo que suceda.

Cerezas de colores puede ayudaros a que todo este proceso sea fácil y sencillo. Nos encanta y hemos nacido para eso. Si tú quieres, hablamos.

Un beso y … hasta pronto.

 

NOTA FINAL: más abajo os dejo una «agenda» de tareas. Pincha sobre las imágenes e imprime.

Wedding planner Cerezas de colores

Publicado en
pequeño

Acerca de Cerezas de colores

Ayudo a parejas con muy poco tiempo libre que quieren una boda con estilo y sin complicaciones, a organizarla y decorarla para poder tener su boda perfecta. Y que en su precioso día, todos lo pasen genial. 

Deja un comentario





Abrir chat
Powered by